La asociación toma nota de la anulación de la DUP de la LGV Poitiers-Limoges por parte del Consejo de Estado, pero lamenta que este proyecto solo se haya tenido en cuenta como un fin en sí mismo, como se podía leer en el comunicado relativo al pronunciamiento de la sentencia. La asociación insiste en la necesidad de tener más en cuenta la dimensión «este-oeste» del proyecto de la LGV Limoges-Poitiers para el futuro.
Comunicado del Consejo de Estado sobre la LGV Poitiers-Limoges

La asociación , que ha apoyado desde el principio el proyecto de la LGV Limoges-Poitiers, siempre ha defendido que este no debería ser una solución independiente, sino que debería inscribirse dentro de un esquema global de ordenación del territorio. Se trata de mejorar su interés en términos de ordenación del territorio y de facilitar su financiación. Ahora más que nunca debe inscribirse en un marco que incluya la modernización de la red existente y la construcción de infraestructuras nuevas para garantizar el desarrollo y la comunicación tanto del macizo central como de la fachada atlántica.

Además de permitir a numerosos departamentos ahorrarse una hora de trayecto ferroviario por el oeste, la LGV Poitiers-Limoges debe ser el primer eslabón de esta línea europea este-oeste, la Vía Atlántica, necesaria para que Francia pueda obtener un entramado ferroviario equilibrado en su territorio nacional. Se trata de construir nuevas interconexiones entre las regiones y dentro de las regiones de los territorios ahora rediseñados.

La asociación tiene la intención de seguir actuando a favor de este proyecto de gran línea transversal europea este-oeste, que va desde Italia hasta el conjunto de la fachada atlántica, de Caen a Lisboa, y que se basa en la ejecución de la LGV Limoges-Poitiers y en la reactivación del eje ferroviario Burdeos-Limoges-Guéret-Lyon.